¿Qué es la blockchain?

¿Qué es la blockchain?

¿Qué es la blockchain?

Abogadea Abogadea
Publicado el 23/12/2017

Imagina un gran libro de contabilidad sincronizado entre varios ordenadores, de forma que si introducimos en él un nuevo apunte desde cualquiera de ellos, éste se registre y refleje inmediatamente en todos. Sustituye el libro de nuestro ejemplo por una base de datos, distribuida entre dichos ordenadores y tendrás una primera aproximación de lo que es la blockchain o cadena de bloques.

Inicialmente, la blockchain fue creada junto con el Bitcoin como tecnología de soporte y "base de datos" para el registro de sus transacciones. Desde entonces, no sólo ha ido evolucionando hasta convertirse en una cadena incorruptible y precisa de información, sino que su utilización parece comenzar a extenderse a otros sectores y mercados, además del financiero. De hecho, numerosos expertos sostienen que la blockchain cambiará radicalmente la forma en que actualmente conocemos Internet.

La tecnología blockchain está llamada a cambiar radicalmente la forma en que compartimos información de manera digital.

¿Cómo funciona?

A diferencia de otros sistemas, la información almacenada en una blockchain no se encuentra centralizada ni es operada por un único agente. Los datos son distribuidos entre infinidad de ordenadores -llamados nodos- conectados entre sí, formando una red. No se trata de una nueva nube, sino de una base de datos distribuida entre millones de nodos, donde cada uno tiene acceso a la cadena común.

Los nodos actúan como administradores del sistema, al que además aportan su potencia computacional. Son los encargados de verificar cada nueva transacción que se quiera realizar. O dicho con otras palabras, de comprobar su existencia y veracidad. En un primer momento, la transacción se anota y pasa a "rellenar" un bloque. Cuando dicho bloque -cuya capacidad es limitada- se ha completado, se procede a su validación e incorporación a la blockchain común, en lo que se conoce como proceso de minado.

Proceso de...¿minado?

Exacto. Piensa en un bloque como en un "bloc de notas" donde se recogen todas las transacciones realizadas durante un determinado intervalo de tiempo. Cuando ya no caben más anotaciones en el bloc, validamos su contenido y lo incorporamos a un libro mayor, empezando un nuevo bloc. Y así sucesivamente. Esto es, en esencia, el minado de bloques.

Traducido a lenguaje blockchain, el minado supone la validación e incoporación a la cadena de un bloque de transacciones completo: es decir, al máximo de su capacidad. No obstante, el bloque no es añadido tal cual, sino que los "mineros" -en definitiva, los nodos- le aplican un conjunto de complejas fórmulas matemáticas al crearlo, transformándolo en una suerte de serie alfanumérica -conocida como hash-, que es lo que realmente se incopora a la cadena común. Los hash incluyen también referencias a otros bloques; de ahí que no puedan modificarse ni eliminarse sin alterar los restantes, otorgando robustez al sistema y previniéndolo de eventuales fraudes.

Una de las características principales de la blockchain es su robustez frente a ataques externos o manipulaciones.

Proceso de...¿minado?

Al ser una base de datos distribuida, la blockchain presenta una mayor fortaleza frente a ataques o manipulaciones externas. Tal y como indican los expertos, para alterar o eliminar alguno de los bloques contenidos en una cadena, sería necesario atacar de forma simultánea miles de nodos u ordenadores, algo poco probable en la práctica.

Además, la totalidad de datos de la cadena es encriptada, salvaguardando la privacidad de los usuarios. E igualmente, el acceso en los nodos está protegido mediante protocolos de seguridad y claves privadas.

¿La tecnología del futuro?

La cadena de bloques ha revolucionado la forma de registrar y gestionar las transacciones digitales. No cabe duda de que nos encontramos ante una tecnología pionera, la primera de su clase, con incontables aplicaciones dadas sus características. No obstante, su utilización más allá del mercado financiero, se circunscribe, principalmente, a proyectos aún no desarrollados.

Queda por comprobar si su implementación en otros sectores y ámbitos continuará o, si por el contrario, se quedará en lo que sus detractores tildan -al igual que ocurre con la criptomoneda a la que da soporte- de nueva burbuja.

AVISO DE CONTENIDO Abogadea no se responsabiliza de las opiniones, comentarios o contenidos de las entradas. Por favor, no dudes en reportar cualquier contenido inapropiado enviando un e-mail a info@abogadea.com.